La piel, nuestro órgano de mayor tamaño , posee  unas peculiaridades (grosor, cantidad de vello, grasa o sudor) que difieren según la parte del cuerpo y de unas personas a otras, y cuya función principal se basa en servir de barrera, es decir, proteger al organismo de agentes externos, así como brindar una valiosa información sobre posibles anomalías internas.

Muchas veces he oído despotricar sobre un cosmético (crema o maquillaje) precisamente por el desconocimiento de la naturaleza de la propia piel,  provocando, con el uso erróneo de dichos productos, la aparición de problemas dérmicos o el empeoramiento de estos.

Conocer como es nuestra piel es la mejor manera de mantenerla siempre en condiciones óptimas de salud y, por consiguiente, con el mejor aspecto.

¿Cómo es mi piel?

En cosmética, la piel se clasifica según el estado de su manto hidrolipídico, es decir, en cómo se equilibran el agua (procedente de las glándulas sudoríparas)  y la grasa producida por las glándulas sebáceas. Gracias a dicha proporción es posible el mantenimiento de la función de barrera.

Cuando este equilibrio es el correcto, la piel tiene un aspecto liso, suave , flexible y uniforme, no presenta granitos o imperfecciones y su poro es fino e imperceptible. Hablamos entonces de una piel normal.

Algunas pieles no mantienen estables los niveles de agua y grasa, por lo que necesitan de unos cuidados específicos.

La piel seca mantiene bajos niveles de agua como consecuencia de la disminución de la secreción sebácea, debido, fundamentalmente, a la variación de la estructura que mantiene unidas las células del estrato córneo (capa más superficial de la epidermis). Presenta un aspecto áspero, mate y tirante, con areas deshidratadas y rojeces. Es una piel fina, que tiende a marcar las arrugas más rápidamente.

La piel grasa se caracteriza por una mayor actividad de las glándulas sebáceas. Es fácilmente reconocible, su aspecto es brillante y al tacto se muestra aceitosa, los poros son visibles y presenta puntos negros y espinillas. Es una piel más gruesa y envejece más despacio.

Suele suceder que, en una misma zona, existan areas más propensas a la grasa mientras que otras se mantengan con un aspecto normalizado. Hablamos entonces de una piel normal-grasa o mixta.

Por último, destacar que la deshidratación (piel deshidratada) o la sensibilidad (piel sensible) no constituyen en sí un tipo de piel, sino que se consideran un estado de la misma.

La piel en el hombre y en la mujer.

La piel cumple la misma función tanto en el hombre como en la mujer. No obstante, la del hombre posee una características diferentes a las de la mujer, propiedades que le confieren una apariencia distinta y que demandan unos cuidados específicos.

CARACTERÍSTICAS DE LA PIEL DEL HOMBRE.

  • Es más gruesa, casi un 25% más.
  • Posee más folículos pilosos y glándulas sebáceas.
  • Tiene más colágeno.

Según lo visto, no sólo los cuidados, también el envejecimiento de estas pieles será muy diferente. La mayor cantidad de grasa y colágeno conseguirán que la piel masculina sea más resistente a las arrugas, no obstante, debido al mayor grosor, cuando estas aparecen son mucho más profundas que en una piel femenina.

Está el factor añadido del afeitado, lo que ocasionará muy frecuentemente, si no se realiza de forma adecuada, problemas de deshidratación, irritaciones y vello enquistado.

Resumiendo…

La mejor manera de conocer nuestra piel es observar su aspecto y sus reacciones. Nadie mejor que nosotros conoce nuestra piel, aun así hay momentos en los que no tenemos claro qué utilizar o cómo tratarla adecuadamente. La consulta a un profesional en la materia es garantía de un diagnóstico preciso y un tratamiento correcto, no lo olvides.

Espero que este artículo te haya sido de utilidad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>