Se aproximan una fechas muy importantes, las más festivas del calendario, un periodo en el que se acumulan muchas emociones: la alegría por los reencuentros, la añoranza por los que ya no están, la ilusión junto a los más pequeños de la casa…, pero junto a estas sensaciones también puede acompañarnos el estrés si no organizamos bien nuestro tiempo y nos dejamos llevar por el nerviosismo de las compras a última hora o la angustia por no vernos como quisiéramos.

Ante todo tranquilidad, ya que aún quedan unas semanas para las noches en las que deberás estar radiante; estás a tiempo de establecer prioridades y organizarte como es debido.

Comidas de empresa, las colas esperando para pagar los regalos, aglomeraciones y atascos de tráfico, lucir permanentemente una sonrisa, caber en el vestido del año pasado, preparar la cena de Navidad…uf, demasiados condicionantes como para salir “sana y salva” de semejante caos ¿verdad?. “¿Cómo es posible que todos los años me ocurra lo mismo?”, te preguntas llegado mediados de Diciembre…

Pues te ocurre porque te ha faltado organización, ser más positiva, previsora y objetiva contigo misma.

Pero que no cunda el pánico, tienes el tiempo de tu parte y, con un poquito de voluntad, esta Navidad te vas a sentir como una auténtica estrella. He aquí algunos consejillos que te irán muy bien para estar divina, ser la mejor anfitriona y no morir en el intento.

  • Piensa muy bien en los regalos que vas a hacer. A veces compramos por “quedar bien”, sin empatizar con los gustos de la persona o personas a las que les regalamos. Échale un poco de imaginación y memoria al asunto y seguro que hay pequeños detalles con los que quedarás de miedo, ahorrarás mucho y serás más original.
  • Planifica la compra de las cenas o comidas señaladas. Si te ha tocado preparar una de las comidas principales (Nochebuena, Año Nuevo…) debes ir comprando todo lo que necesites YA. Esperar te supondrá aguantar precios desorbitados y vivir en tus carnes la escasez de algunos ingredientes. El congelador está para ayudarte en esto. Y si la responsabilidad de esa comida es compartida, ponte de acuerdo con la otra persona para no repetir y complementar los platos.
  • No te obsesiones con bajar de peso rápidamente. Si tu problema son un par de “kilitos” que has cogido en los últimos meses no te plantees perderlos la semana de antes de Navidad. Comienza por alimentarte mejor, desde ahora mismo. Con unos cuantos cambios en la alimentación y un poco más de ejercicio llegarás estupenda de nuevo. Evitar tomar pan en la cena, dejar de lado los fritos, quitarte del dulce del desayuno, sustituir el habitual tentempie por una pieza de fruta y un yogur, salir a pasear unos 30 minutos cada día u obligarte a subir las escaleras, dejando de lado el ascensor, son pequeñas rutinas que obrarán un gran cambio. Lo conseguirás. Si, por el contrario, tienes que perder 5 kilos, no cometas el error de eliminarlos a toda costa, ya que no lo lograrás de una forma saludable, ¡y los recuperarás enseguida!. Empieza a cuidarte desde ya también; tu salud, pero sobre todo tu piel te lo agradecerán. Después de las fiestas será el momento de empezar con un buen plan de vida sana y un objetivo, a largo plazo, para no recuperar el peso perdido. No te obsesiones, seguro que estás estupenda ;)
  • Comienza a preparar el traje que te pondrás. Al igual que sucede con la comida, debes ganarle la batalla al tiempo y a las prisas. Comienza por ver algunos trajes de años anteriores, es probable que puedas rescatar otras cosas y que, con un pequeño cambio de complementos, parecerán otras. Si decides comprarte algo prueba a adquirir un dos piezas (pantalón y top, por ejemplo), para que así puedas utilizarlos en más ocasiones a lo largo del año y no te resulte un gasto al que le das poco uso. Y, ante la duda y el agobio, recuerda que a un vestido básico negro se le saca muchísimo partido en estas circunstancias y te quita de más de un apuro.
  • Cuida tu piel, mímate. Si tienes prevista una limpieza facial ahora es el momento. También lo es si quieres un nuevo corte de pelo, cambiar de color, ponerte mechas o hacerte algún tratamiento (de queratina, por ejemplo). Con esta antelación evitamos, en el caso de la limpieza de cutis, no acudir al evento con la cara hecha un cristo y, tratándose del cambio de look, que te acostumbres a verte con el nuevo estilo. Oblígate a dormir mucho, en previsión de los días venideros, que tendrán noches interminables. Hazte pruebas del maquillaje que  lucirás, y ve adquiriendo lo que necesites. No te obsesiones con comprar cientos de cosas. Un maquillaje de fiesta no incluye un arsenal de productos aunque sea más elaborado que uno de diario. La mayoría de las veces solo necesitarás una sombra de ojos con brillo y algún color intenso para los labios, o si ya los tienes ni siquiera tendrás que comprarlos. Lo que no debes olvidar serán unas ampollas de efecto inmediato o algún producto antifatiga ;-) La semana anterior al “gran día” estarás más nerviosa porque todo salga bien. ¿Puedes permitirte unos masajes?, entonces adelante!!, pide cita ahora y podrán darte fecha probablemente para dentro de unas semanas. Con los masajes te sentirás como nueva, pero también puedes aficionarte a la aromaterapia y utilizar en tu aseo sales de baño y aceites esenciales de masaje. Tu salud, y tu estado de ánimo, lo agradecerán.
  • Delega en otras personas. Si ves que no puedes con todo, pide a alguien que te eche una mano: tu madre, pareja, alguna amiga, tu hermana…, hay veces que nos cargamos a la espalda unas obligaciones que otr@s pueden hacer sin problemas.

Como verás, todo parte de una buena planificación, de saber exactamente lo que tienes que hacer y poner plazos a cada tarea. Adoptando una actitud positiva ya tienes mucho camino andado, el resto lo puedes ir consiguiendo poco a poco, sabiendo ya qué te encontrarás y no haciendo un drama.

No somos robots, aunque automaticemos todo cuanto tenemos entre manos, regálate una buena organización y notarás un gran cambio. Seguro que sales de las Navidades estupendamente, mucho más guapa, positiva, y con ganas de enfrentarte al siguiente reto: Las Rebajas :)

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>