Con la llegada del nuevo año se ponen en marcha nuevos planes y objetivos, y uno de ellos puede ser retomar la búsqueda de empleo o cambiar de trabajo.

Tras el envío de algunos currículos puede ser ahora cuando tanto esfuerzo y dedicación den sus frutos. Y cuando recibes la llamada que puede cambiar tu futuro, a las dudas  de si responderás al perfil del candidato al puesto se suman las dudas sobre cómo vestirte para causar para causar la mejor de las impresiones. No hay problema, tener bien claros algunos conceptos hará que nuestra candidatura sea una de las más brillantes.

REGLAS BÁSICAS

Lo primero que debes tener en cuenta es el tipo de empresa al que vas a dirigirte para la entrevista. No es lo mismo aspirar a un puesto de Gestor de Cuentas que hacerlo para una plaza como dependiente en un comercio textil o como empleado en una floristería.

  • Infórmate sobre la empresa. Es muy importante conocer su actividad y con ella podremos averiguar algunos rasgos valorables a tener en cuenta: su ámbito de mercado, sucursales, personal en plantilla, jerarquía de sus empleados (lo que nos dará un mayor conocimiento de sus diferentes departamentos), o si emplea diferentes divisiones para la diversificación de su actividad, esto último es muy importante, porque puede que te interese conocer si se abren otras vacantes.
  • Con una idea bastante clara de la empresa tendrás una orientación realmente valiosa. No obstante, independientemente de que estilo debas adoptar para encajar en la imagen que la empresa busca, tu máxima ha de ser siempre la moderación, y dejarte llevar por el sentido común.
  • Si la empresa demanda ejecutivos o si el puesto requiere que trabajes junto a ellos, el traje es el más adecuado para la entrevista.
  • Por lo general, el color gris es el idóneo, combinado con el blanco, pues el negro imprime demasiada seriedad. Si no es estrictamente necesario evita utilizarlo o hazlo con raya diplomática, por ejemplo.
  • Si llevas falda el largo será siempre hasta la rodilla o justo por encima de esta, deja las minifaldas para otra ocasión. Las piernas han de llevar pantis, aun en verano, siendo en esta ocasión de color transparente, sin brillos, dibujos o costuras.
  • El calzado preferiblemente cerrado, si lo llevas descubierto pon especial atención a tus uñas, y ni mucho menos elijas unas sandalias. Descarta el tacón alto, de aguja; puedes utilizar zapatos con cuña.
  • El maquillaje discreto y moderado, en tonos neutros, pues nunca puede resaltar, desviando constantemente la atención. Que sea mesurado no significa que descuidemos su elaboración porque lo que buscamos con él es un aspecto cuidado y saludable. Importantes son una buena hidratación previa, la base, así como corregir imperfecciones y ojeras y matizar con polvos sueltos. Los ojos pueden ir delineados, pero evita el color negro, dando prioridad al marrón. La sombras de ojos en un tono natural, preferiblemente mate,  puede escogerse (con moderación) un ligero irisado. La máscara de pestañas es fundamental para terminar de dar forma al ojo y en los labios decídete por un labial en barra o un gloss de larga duración, evitando los demasiado líquidos, que tienden a desplazarse, creando un efecto nada favorecedor. Nunca te muerdas el labial .
  • Dedica especial atención a las uñas, pues son un reflejo de nuestros hábitos de higiene y delatan personalidades inseguras y muy nerviosas. Si con frecuencia te las comes recurre a unas postizas, en tonos naturales y no las lleves muy largas, ni tampoco pintadas en colores llamativos. Un brillo es suficiente .
  • El cabello, siempre limpio. Si se tiene largo es preferible que vaya recogido, aunque también puedes llevarlo suelto, pero no debe estorbarte, taparte la cara ni obligarte a que lo retires constantemente del rostro.
  • Sé comedida con los complementos. Nada de broches llamativos, grandes lazos, collares voluptuosos, llevar la mano llena de anillos o enormes cinturones. Los pendientes serán pequeños. Mención especial también merece el bolso, ya que no debe ser diminuto, ni excesivamente grande.
  • Pon especial atención si utilizas perfume, las fragancias frescas son las adecuadas, evita las especiadas y demasiado dulces.
  • La ropa que utilices debe quedarte bien, descarta prendas muy grandes, que se te hayan quedado pequeñas o demasiado antiguas.
  • Hay puestos de trabajo ( creativo de una empresa de publicidad, una empresa pequeña o de ámbito familiar,…) cuya naturaleza no exige  demasiada formalidad en el vestir. En esta caso, puedes dejar de lado el traje para decantarte por dos piezas (camisa y falda o camisa y pantalón, por ejemplo) para tu primera toma de contacto. Puedes incluso llevar unos jeans, siempre y cuando los combines adecuadamente. Tu imagen puede ser más desenfadada, pero no por ello menos elegante y sin estilo.

ASPECTOS IMPORTANTES A TENER EN CUENTA.

-Ser elegante no significa llevar siempre traje. Es más valorable una ropa bien planchada, limpia y tener un aspecto de higiene que llevar el mejor de los trajes con una apariencia descuidada.

-No te transformes, no debes perder tu personalidad. Lo realmente necesario es ofrecer una imagen profesional que genere confianza.

-Vístete conforme tu edad, no es necesario aparentar ser más joven o mayor de lo que se es.

-Obviamente, puedes llevar siempre la misma ropa a todas tus entrevistas, pero nunca repitas el mismo vestuario para la segunda convocatoria de la misma empresa.

-La forma en la que te vistes para la entrevista no será determinante para conseguir el trabajo, pero SI para pasar con éxito una preselección.

-Si lo que quieres es cambiar de trabajo, vístete conforme el puesto al que aspiras, no como lo hacías para el anterior.

-Antes de plantearte cómo vestirte responde a la sencilla pregunta:

¿qué imagen quiero transmitir?

Además de esto, recuerda que la ropa es sólo un complemento a tu candidatura, actuará como una importante ayuda, pero no deposites toda tu confianza en ella. Tu lenguaje gestual, actitud, facilidad de comunicación, autocontrol, nivel académico e historial profesional, entre otras capacidades,  serán los puntos clave en los que deberás trabajar y sobre los que tendrás que argumentar.

1 Comentario

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>