Los ojos son, junto a los labios, la zona del rostro que más nos gusta destacar. De hecho, si se tienen unos labios imponentes, tanto como unos ojazos, lo mejor es sacarles todo el partido posible, y para eso la cosmética se pone de nuestro lado.

Una de las máximas en maquillaje es acentuar una parte del rostro por encima del resto, no trabajando todas en la misma intensidad para evitar caer en la exageración y obtener un resultado que se aleja de la verdadera finalidad de la cosmética. Hoy vamos a centrarnos en los ojos.

Hoy os hablaré de una máscara de pestañas la mar de resultona, con un precio irresistible y que nos ofrece un resultado estupendo: The Colossal Volum’Express de Maybelline.

¿Qué me llevó a probar ésta máscara de Maybelline?. Estaba fuera de casa, por motivos de trabajo, y como vengo haciendo últimamente llevaba poco equipaje para no tener que cargar con demasiado peso.  El último día nos anunciaron que tendríamos la visita de algunos de los jefazos de la empresa, algo que no había planeado, así que la tarde anterior salí de compras para convertir mi atuendo en un look algo más apropiado para la ocasión. Eso incluía una camisa elegante, brillo de labios y una máscara de pestañas.

Pasé por el stand de Maybelline y me atrajo, como siempre pasa en estos casos, su publicidad. Os podéis imaginar, una fotografía inmensa de una chica con unos ojos a los que por descontado no les hace falta máscara de pestañas, y unos pestañones inmensos, largos hasta decir basta. Ya sabemos cómo se las gastan en este tipo de anuncios, en cómo exageran de un modo que reflejan algo absolutamente irreal e inalcanzable, pero (dejando de lado el hecho de que sabía perfectamente que nunca iba a parecerme a la chica de la foto) el precio no estaba mal, 8.95 euros, y era una marca conocida. Ya había probado algunas cositas de Maybelline y me habían gustado, así que me lo compré sin dudarlo.

Cuando lo probé tengo que deciros que quedé muy satisfecha, tanto que ya he repetido. ¿Lo mejor?, para mí sin dudarlo su cepillo, que es muy ancho y de los clásicos, no de los nuevos modelos de cepillos de silicona que a mí particularmente no me gustan nada.

Peina y maquilla casi en una sola pasada, y dura muchísimo. Tampoco se reseca tan rápido como otros que he probado (Bourjois se lleva el primer premio) y, si bien no te deja los ojos de Catwoman, es verdad que alarga bastante y te da subidón al descubrirte pestañas que ni siquiera sabías que tenías. ¡Ah!, y desde que lo uso no he perdido ni una sola pestaña; vamos, que se lo trabaja muy requetebien.

Relación calidad-precio buenísima, pestañas muy bonitas y cuidadas; si lo veis en vuestra perfumería favorita y andáis buscando máscara de pestañas dadle una oportunidad, no os arrepentiréis.

Feliz lunes!!

Besos y abrazos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>